Manifiesto 8 de Marzo

Hoy 8 de marzo es el día Internacional de la Mujer, no, no es el día internacional de la mujer en abstracto, es el día Internacional de la Mujer Trabajadora. Durante este último año la situación de la mujer y sus derechos por la igualdad, están siendo especialmente afectados. El 2014 es tristemente otro año más en el que debemos evidenciar los derechos que estamos perdiendo y los que se nos siguen negando:

Las mujeres estamos menos valoradas que los hombres, con salarios hasta un 20% más bajos y menores pensiones dentro del mismo sector. Siendo nuestro contrato el parcial y siendo las primeras en ser despedidas. Las mujeres estamos socialmente obligadas a asumir los cuidados familiares tanto si trabajamos fuera de casa como si no. Y si no trabajamos fuera nos espera una vejez por debajo del umbral de la pobreza además de sufrir la falta de independencia económica.

Las mujeres somos tratadas como personas de segunda categoría, en vez de avanzar para conseguir la libertad de la mujer, las instituciones y la iglesia quieren que sigamos bajo la tutela masculina para tomar decisiones. Esto se agrava cuando intentan decidir sobre nuestro derecho a abortar o no hacerlo, cuando todavía no se ha asumido que es una decisión única y exclusivamente nuestra. Además la transmisión de valores patriarcales a través de la educación y de los medios de comunicación no hace más que agravar la situación. Seguimos escuchando el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas y no hay ninguna medida preventiva puesta en marcha, todo lo contrario, se quiere seguir manteniendo este sistema de relaciones para perpetuar el patriarcado.

Vivimos en uno de los distritos con mayor desempleo y necesidades sociales de todo Madrid y sin embargo, los responsables municipales, lejos de fomentar la igualdad de oportunidades omiten que las mujeres vivimos bajo una desigualdad cada vez mayor. Esta desigualdad se concreta en una mayor tasa de desempleo respecto a la masculina, en la parcialidad de nuestras jornadas, en la inestabilidad y precariedad de nuestros trabajos o en una doble jornada laboral que nos reserva además al ámbito doméstico, entre otras. Aspectos que se agravan en caso de mujeres migrantes o en casos de maltrato. Y mientras tanto, por si fuera poco, nos ahogan con recortes en los cuidados a personas dependientes o nos condenan a morir por abortos clandestinos.

El Grupo de Mujeres de Villaverde exigimos unos mínimos:
Que de una vez por todas se elimine la tutela institucional y masculina sobre la mujer.
Que en cualquier relación laboral se reconozca la conciliación de la vida personal y la vida profesional.
Que la educación garantice la igualdad, la sexualidad y que no haya más feminicidios.

¡Todos los días son 8 de marzo!

¡Mujer despierta, levántate y lucha!

¡Mujer despierta!

Porque vivimos en uno de los barrios con mayor desempleo y necesidades sociales de todo Madrid y sin embargo, los responsables municipales, lejos de fomentar la igualdad de oportunidades omiten que las mujeres vivimos bajo una desigualdad cada vez mayor.

Porque el movimiento feminista en momentos de crisis como la actual, debe situarse como uno de los lugares fundamentales desde los cuales poder evidenciar y denunciar la opresión, marginación y explotación que sufrimos las mujeres y, especialmente, las mujeres de uno de los distritos más pobres de la Comunidad de Madrid.

¡Mujer despierta!

1617483_448593201939748_134775052_o

1658236_448593218606413_706053817_o

1979900_448593208606414_413391621_o