Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños

¿Qué se conmemora el 23 de septiembre?

trata

El día 23 de septiembre se celebra el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños. Con esta conmemoración se denuncia que la trata de personas constituye el negocio internacional más lucrativo después del tráfico de drogas y de armas. Efectivamente, mujeres, niñas y niños son utilizados como meras mercancías para el consumo a través de las redes de trata que les someten a régimen de esclavitud y la explotación sexual.  La elección de la fecha, evoca la aprobación de la primera norma legal en el mundo contra la prostitución infantil, en Argentina, en 1913, conocida como Ley Palacios:

“ las redes de trata se han multiplicado, con la complicidad de los equipos de gobierno, de las organizaciones empresariales, de los sindicatos y de la propia sociedad civil que calla, mira para otro lado (…). Este es uno de los indicadores más evidentes de la sociedad inyectada por el consumo depredador y la alianza perversa entre el capital y el sistema patriarcal vigente.”

¿Por qué conmemorarlo como vecinos y vecinas de Villaverde?

Villaverde es un distrito fuertemente estigmatizado en todos los medios de comunicación por la grave situación que se vive con la prostitución en el polígono de Marconi.  Desde el Grupo de Mujeres de Villaverde queremos visibilizar este conflicto y denunciar la falta sensibilidad social con las mujeres que allí ejercen la prostitución. Exigimos la necesidad de buscar una solución para todas las mujeres que en lugares como nuestro barrio,  los más castigados por la  crisis, sufren  la exclusión y la marginación y se las obliga a trabajar en condiciones de esclavitud. Por ello, os animamos a reivindicar este día en nuestro distrito como un día de lucha  por la libertad sexual de todas las mujeres y la protección de sus derechos más fundamentales como es el derecho a la salud, a un trabajo digno, y a ejercer su sexualidad en condiciones de libertad.

El próximo día 5 de mayo a las 18.00 en el local de OMC Radio (C/ Diamante, 22, Metro o Renfe Villaverde Bajo) vamos a desarrollar un taller de micromachismos. 
 
El objetivo del taller es profundizar en el modo en que nos relacionamos entre nosotras y nosotros, es decir, en las relaciones de desigualdad que se generan cotidianamente y que  para la mayoría son aún invisibles. 
 
Es especialmente importante realizar este trabajo si queremos  transformar no sólo el sistema económico sino el sistema de relaciones sociales. Por ello, os esperamos a todas y a todos este día.
 
Imagen

Ponte Morada 02: “Lo siento, no soy tu princesa: el sexismo en la adolescencia”

10152143_10203434230157658_490474155_o

Escúchanos:

http://www.ivoox.com/ponte-morada-02-lo-siento-no-soy-tu-audios-mp3_rf_2981268_1.html

 

En este nuevo volumen de Ponte Morada hemos querido analizar cómo nos afecta el sexismo en la adolescencia. Contamos con la presencia de varias componentes del colectivo de Mujeres de Villaverde; también con Marta, vecina del barrio y trabajadora social en el distrito, y con la clarísima visión de Susana y Cristina, jóvenes adolescentes del barrio y estudiantes. Juntas hemos ido desmenuzando los factores que intervienen en la contrucción de los diferentes roles en una etapa tan vulnerable como es la adolescencia, roles que generan relaciones de desigualdad que posteriormente sufrimos durante toda nuestra vida: educación diferenciada desde que nacemos, música, literatura, el lenguaje… Sin duda, es difícil limitar esta construcción social de dominación masculina, pero desde Ponte Morada, las mujeres estamos dispuestas a intentarlo y a sumar compañer@s de lucha.

Manifiesto 8 de Marzo

Hoy 8 de marzo es el día Internacional de la Mujer, no, no es el día internacional de la mujer en abstracto, es el día Internacional de la Mujer Trabajadora. Durante este último año la situación de la mujer y sus derechos por la igualdad, están siendo especialmente afectados. El 2014 es tristemente otro año más en el que debemos evidenciar los derechos que estamos perdiendo y los que se nos siguen negando:

Las mujeres estamos menos valoradas que los hombres, con salarios hasta un 20% más bajos y menores pensiones dentro del mismo sector. Siendo nuestro contrato el parcial y siendo las primeras en ser despedidas. Las mujeres estamos socialmente obligadas a asumir los cuidados familiares tanto si trabajamos fuera de casa como si no. Y si no trabajamos fuera nos espera una vejez por debajo del umbral de la pobreza además de sufrir la falta de independencia económica.

Las mujeres somos tratadas como personas de segunda categoría, en vez de avanzar para conseguir la libertad de la mujer, las instituciones y la iglesia quieren que sigamos bajo la tutela masculina para tomar decisiones. Esto se agrava cuando intentan decidir sobre nuestro derecho a abortar o no hacerlo, cuando todavía no se ha asumido que es una decisión única y exclusivamente nuestra. Además la transmisión de valores patriarcales a través de la educación y de los medios de comunicación no hace más que agravar la situación. Seguimos escuchando el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas y no hay ninguna medida preventiva puesta en marcha, todo lo contrario, se quiere seguir manteniendo este sistema de relaciones para perpetuar el patriarcado.

Vivimos en uno de los distritos con mayor desempleo y necesidades sociales de todo Madrid y sin embargo, los responsables municipales, lejos de fomentar la igualdad de oportunidades omiten que las mujeres vivimos bajo una desigualdad cada vez mayor. Esta desigualdad se concreta en una mayor tasa de desempleo respecto a la masculina, en la parcialidad de nuestras jornadas, en la inestabilidad y precariedad de nuestros trabajos o en una doble jornada laboral que nos reserva además al ámbito doméstico, entre otras. Aspectos que se agravan en caso de mujeres migrantes o en casos de maltrato. Y mientras tanto, por si fuera poco, nos ahogan con recortes en los cuidados a personas dependientes o nos condenan a morir por abortos clandestinos.

El Grupo de Mujeres de Villaverde exigimos unos mínimos:
Que de una vez por todas se elimine la tutela institucional y masculina sobre la mujer.
Que en cualquier relación laboral se reconozca la conciliación de la vida personal y la vida profesional.
Que la educación garantice la igualdad, la sexualidad y que no haya más feminicidios.

¡Todos los días son 8 de marzo!

¡Mujer despierta, levántate y lucha!